Compartiendo la energía solar

Porque los rayos pueden ser colores, en blanco y negro, fuertes, débiles, quemadores, bronceadores...pero siempre con energía. Toda energía puede ser alimento, y eso quiero compartir, alimento para el corazón, para todos los corazones que pasan hambre, sed o estan saciados. Para todos, calor de soles!

5 de mayo de 2017

Futuro es presente


¿Que es el futuro?
Puede que sea el presente pero lleno de ilusión.

La sensación de estar creando, de estar construyendo.
Si, el futuro es el presente con mariposas en el estómago.
Se compone de ganas de arriesgar,
de ganas de correr el riesgo de ser feliz.
Sus órganos vitales son el vértigo y la calma,
que laten juntos, rítmicamente,
 mientras los pelos se ponen de punta,
mientras la valentía crece y hace que sea posible sonreír.
Te sorprendes soñando, con los ojos bien abiertos,
con las manos apretadas y la sonrisa en la boca,
sin saber cuando ha comenzado esta ensalada de frescura,
sin saber hasta donde llegará.
El futuro es hoy, son las ganas de ser feliz,
de intentarlo, de confiar en una misma.
Por fin, quizá por primera vez.
Me elijo de compañera de aventuras, 
sabiendo que la debilidad forma parte de la ecuación.
Sabiendo que podré.




1 de febrero de 2017

El viaje

Planificando un viaje hacia el interior,
Sin destino, sin ilusión.
El tren pasa delante de mis ojos,
se que me llevará a tristeza y soledad,
denso bosque que he de atravesar para llegar a la luz.
Pérdidas, duelos, dolor.
No quiero hacer este viaje, no quiero esta sensación.
Quizá si hubiese visto antes la necesidad 
la acumulación de la pena no sería tan paralizante.
Quizá si no os tuviese tanto amor, no me costaría tanto renunciar.
Aceptar y respetar.
El destino no estaba aquí, ahora toca no forzar el corazón,
encogido no puede bailar, no soñar, ni ayudar.

24 de enero de 2017

Enfriar el corazón, aceptar


Para que no duela, para protegerse del invierno,
por eso quiero aprender a enfriar el corazón.
Seguir siendo el mismo ser, pero capaz de resistir al cambio de estaciones.
Alguna hoja caerá, el color se perderá momentaneamente, 
pero la primavera llegará,
y estaré lista para recibirle con mi tallo firme y anclado a la sagrada tierra.
Reducir lo que espero de mis personas amadas,
aceptar su derecho a dejar de quererme, incluso a pasar al otro lado del amor.
Saber desprenderse de la amistad, del respeto y del amor, mientras mi fuente de cariño sigue fluyendo.
Pero no caerá en el vacío, quedará, y algún día quizá llegará a su destino.O no, eso ya no dependerá de mi amor.
En continuo terremoto, le pido permiso a la tierra para en lugar de temblar usar el movimiento para bailar, la tierra lo concede, ahora es mi responsabilidad convertir el movimiento en arte.
Arte sin complementos, arte por arte, compartido eso si, con corazones que me dan la mano.